Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Pescados y mariscos Pescado en aceite

 

Pescado en aceite

(Rendimiento: 1/2 Kg)

Tiempo de preparación: 20 minutos.

Ingredientes:

 

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. Lavamos al chorro del agua el pescado para eliminar restos de vísceras y sangre.
  2. Escurrimos el pescado para eliminar el exceso de agua.
  3. Se coloca el aceite, el agua y la sal en la sartén y se dejan calentar a fuego bajo.
  4. Mientras se calienta el aceite con la sal y el agua, partimos en trozos grandes el filete de pescado con ayuda del cuchillo.
  5. Una vez partido el pescado, lo agregamos con cuidado en la sartén donde tenemos el aceite con la sal y el agua; subimos el fuego y dejamos que se cueza el pescado.

 

Envasado y conservación:

Una vez que el pescado esté cocido y caliente lo vaciamos en el frasco esterilizado y lo llenamos con el aceite caliente, dejando un espacio de 1 cm entre la superficie del producto y la tapa. Tapamos muy bien el frasco y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente con la tapa hacia abajo para formar un sello. Lo guardamos en un lugar seco, fresco y oscuro.

 

Caducidad:

El pescado en aceite elaborado mediante esta tecnología tiene una duración aproximada de 1 año. Una vez abierto, requiere refrigeración y se deberá consumir a más tardar en dos semanas.

 

Aporte nutrimental:

El pescado aporta una cantidad importante de proteínas, que son necesarias para el desarrollo de los músculos y tejidos de los niños y para restablecer las células dañadas de los tejidos en los adultos. El aceite vegetal aporta a la dieta grasas, que son necesarias para la absorción de vitaminas, como la A, D, E y K.

 

Dato interesante:

Al envasar el producto caliente y en el frasco previamente esterilizado, se forma un vacío, que ayuda a la conservación del pescado, pues se elimina el aire presente en el envase debido a la evaporación del agua existente en el alimento.

 

Beneficio:

Al elaborar usted mismo su pescado en aceite se asegura de la calidad e higiene del mismo. Además es un ahorro en su economía, ya que puede adquirir el pescado de temporada o bien, el que más abunde en su localidad a bajo precio y así poder conservarlo por mayor tiempo y prepararlo según su preferencia.

 

Recomendaciones:

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados