Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Panificación Pan de muerto

 

Pan de muerto

Rendimiento: 1 pieza de 1 kg.

Tiempo de preparación: 7 horas.

 

Ingredientes:

* Puede conseguirlo en tiendas de materias primas.

 

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. Disuelva en el recipiente de plástico la levadura en ocho cucharadas de agua tibia y agregue la
    harina necesaria para obtener una pasta (15 cucharadas soperas aproximadamente). Haga una bola y
    deje fermentar en un lugar caliente hasta que duplique su volumen.
  2. Sobre una superficie plana, cierna la harina con la ayuda del colador; reserve una cucharada sopera.
    Haga una fuente y en el centro añada, poco a poco, 15 cucharadas de azúcar, la sal, dos huevos
    completos, las yemas, el té de azahar y el de anís, la ralladura de naranja, la manteca y la
    margarina. Amase con las manos limpias durante 20 minutos, tomando la masa de los extremos y
    llevándola al centro. Después, añada la masa fermentada del paso 1 y siga amasando. Forme una bola
    alargada, tome uno de los extremos y luego el otro y azótela sobre la mesa como si fuera un
    martillo. Junte ambos extremos y azote de nuevo la pasta; repita este proceso cuatro veces o hasta
    que tenga burbujas, la sienta plástica y se despegue fácilmente de la mesa.
  3. Forme una bola, úntele un poco de manteca vegetal y acomódela dentro de la cacerola, cubriéndola con
    el trapo húmedo; deje reposar en un lugar tibio hasta que doble su volumen, aproximadamente cuatro
    horas y media. Puede exponerse al sol en un lugar limpio o sobre la estufa apagada.
  4. Al cabo de ese lapso, vuelva a amasar ligeramente. Aparte dos tazas de masa para formar los huesitos
    y la bolita de arriba.
  5. Coloque la masa se coloca sobre la charola engrasada con manteca vegetal y forme un óvalo: deje
    reposar al igual que los huesitos y la bolita durante 45 minutos.
  6. Bata el huevo restante con el tenedor y con éste pegue la bolita y los huesitos, introduzca el pan
    al horno precalentado a 200° C por 15 minutos, deje hornear durante 15 minutos a la misma
    temperatura, después baje la temperatura a 170º C y deje hasta que cueza perfectamente (alrededor de
    20 minutos).
  7. En el pocillo, mezcle la cucharada de harina que reservó en el paso 2 y una cucharada sopera de
    azúcar previamente disuelta en dos tazas de agua, ponga al fuego hasta obtener un jarabe. Cuando
    enfríe, unte al pan para barnizarlo y espolvoree con azúcar.

 

Envasado, conservación y caducidad:

Guarde el pan de muerto en la bolsa de plástico bien cerrada y consérvelo en un lugar fresco y seco.
El producto elaborado mediante esta tecnología tiene una caducidad de cuatro días. Pasado ese lapso
puede consumirse; sin embargo, ya no conservará su frescura.

 

Recomendaciones:

El té se puede preparar hirviendo durante cinco minutos un sobrecito de azahar en una taza de agua
y, aparte, cuatro cucharadas cafeteras de anís entero en una taza de agua.

La fermentación de la levadura es uno de los pasos importantes en la elaboración del pan de muerto.
Si no lo deja reposar el tiempo mínimo necesario (hasta que duplique su tamaño), el pan no crecerá y
no tendrá la consistencia esponjosa característica.

El amasado también debe efectuarse con cuidado, pues de ello depende que la masa adquiera una
consistencia plástica, es decir, al estirarla unos 30 cm no debe romperse. Otra forma de saber si la
mezcla ya está suficientemente amasada es cuando se le forman burbujas y la despega fácilmente de la
tabla.

No agregue más harina a la masa para que se despegue de la tabla porque el pan quedará duro.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados