Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Panificación Mantecadas

 

Mantecadas

(Rendimiento: 750g; 15 pzs de 50g aprox.)

Tiempo de preparación: 1 hora.

 

Ingredientes:

* Puede conseguirlos en tiendas de materias primas.

 

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. Vierta en uno de los recipientes harina, polvo para hornear y levadura, pasándolos por el colador.
    Mezcle con la ayuda de la cuchara.
  2. En el otro recipiente, coloque los huevos, el azúcar y la ralladura; incorpore, con la ayuda del
    tenedor o batidora, hasta obtener espuma, sin dejar de batir, agregue poco a poco el harina, y bata
    hasta que los grumos hayan desaparecido.
  3. Vierta la leche y el aceite a la pasta anterior, continúe mezclando hasta que en la misma se formen
    ojos o huecos y se vea una pasta uniforme.
  4. Coloque cada uno de los capacillos dentro de los moldes de aluminio, después, vierta la pasta en los
    moldes a la mitad de su capacidad, de lo contrario al esponjar, ésta se derramará.
  5. Prenda el horno y caliente por 15 minutos a 150ºC. Mientras esto sucede, deje reposar la pasta en
    los moldes.
  6. Pasado este tiempo, introduzca los moldes al horno, aumente la temperatura a 180ºC y deje cocer 30
    minutos.
  7. Para saber si las mantecadas están cocidas, introduzca un cuchillo en una de ellas, si sale limpio,
    ya están listas.
  8. Apague el horno y deje las mantecadas en el interior para que reposen 5 minutos. Finalmente,
    sáquelas, déjelas enfriar y están listas para su consumo.

 

Envasado y conservación:

Desmolde las mantecadas y coloque en una panera bien tapadas. Guárdelas en un lugar limpio, fresco y
seco.

 

Caducidad:

Las mantecadas elaboradas mediante esta tecnología tienen una duración de tres días.

 

Aporte nutritivo:

Las mantecadas son ricas en carbohidratos, vitaminas y proteínas, nutrientes que brindan al
organismo energía y refuerzos contra enfermedades, las vitaminas son también micronutrientes que
ayudan a la asimilación de los alimentos

 

Dato interesante:

El trigo llegó a México con la conquista española. A partir de ese momento, empiezan a elaborarse
los primeros panes con una consistencia esponjosa, posteriormente, también con la llegada de la caña
de azúcar elaboran todas las variedades de pan dulce que conocemos y que son una tradición en
nuestro país.

 

Beneficios:

Usted puede ahorrar hasta un 30% al elaborar sus mantecadas en casa en comparación con un producto
comercial, con la seguridad e higiene al consumirlos, como le gusta.

 

Recomendaciones:

En caso de utilizar moldes individuales de aluminio engrase con aceite de cocina para desmoldar
fácilmente.

Puede sustituir los capacillos por un molde para pastel grande el cual se engrasa y enharina,
llenándolo a la mitad de su capacidad. Saliendo del horno corte en porciones individuales.

 

Ingredientes alternativos:

Puede variar el sabor agregando en lugar de la ralladura, alguno de los siguientes ingredientes: una
cucharada sopera de vainilla o fruta picada en cuadros pequeños como piña, durazno o mango, o bien,
una cucharada cafetera de la mermelada de su preferencia.

También puede agregar pasas, nueces o almendras, éstas se enharinan y las agrega después de cubrir
el fondo del molde con pasta para a continuación añadir el resto de la pasta y sin sobrepasar la
mitad del molde.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados