Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Panificación Cuernitos

 

Cuernitos

Rendimiento: 12 piezas de 110 g aprox.

Tiempo de preparación: 16 horas.

Ingredientes:

 

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. Cierna el harina en el recipiente con ayuda del colador y mezcle con la cucharada de mantequilla
    batida ayudándose de la pala de madera.
  2. Haga un hueco en el centro y vierta el azúcar, el agua helada y el jugo del limón; y con las yemas
    de los dedos revuelva hasta que quede una masa suave y que no se pegue en las manos. Cubra con una
    servilleta y refrigere durante 20 minutos.
  3. En una mesa limpia y enharinada, extienda la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo de 1 ½
    cm de grueso.
  4. Corte la mantequilla fría en cuadritos planos y uniformes, y colóquelos uno junto a otro sobre la
    mitad del rectángulo de masa; doble la otra mitad de la masa sobre la mantequilla.
  5. Procure que los bordes queden al mismo nivel. Después, presione con el rodillo suavemente las dos
    capas de masa y la mantequilla, y extienda otra vez la masa con el rodillo, desde los bordes hasta
    el doblez, siempre en la misma dirección y con la misma presión (ésta debe ser suave para que no se
    salga la mantequilla), hasta formar nuevamente un rectángulo.
  6. Doble la masa en tres partes, como un sobre, envuelva en una hoja de papel aluminio y refrigere
    durante 1 hora.
  7. Acomode la masa sobre la mesa de forma que el borde externo quede más cerca de usted, y vuelva a
    extender, de la misma manera que antes, hasta formar un rectángulo. Doble nuevamente en 3 partes y
    refrigere durante 20 minutos.
  8. Repita la operación de extenderla, doblarla y refrigerarla durante 20 minutos dos o tres veces. La
    última vez, envuélvala en papel aluminio y deje en el refrigerador 12 horas. Este procedimiento es
    muy importante, ya que hará que se formen y se desdoblen las capas de pan durante la cocción y quede
    con una consistencia esponjosa y crujiente.
  9. Al día siguiente, extienda la masa hasta que quede de ½ cm de grueso y corte en triángulos. Después, tome el triángulo de la parte más ancha y enrolle, poco a poco, en dirección a la punta para darle la forma curveada de cuerno.
  10. Acomode los cuernos en una charola previamente engrasada y enharinada, barnícelos con la yema de huevo. Hornee a 200° C de 20 a 35 min, hasta que estén ligeramente dorados.

 

Envasado y conservación:

Cuando estén cocidos, retírelos del horno y déjelos enfriar. Guárdelos en una panera. Consérvelos en un lugar seco y fresco.

 

Caducidad:

Los cuernos elaborados tienen una duración aproximada de 4 días.

 

Aporte nutrimental:

Nos proporciona carbohidratos, que actúan en forma de glucosa y esto nos proporciona energía.
Además, aportan lípidos y algunas vitaminas coma la D, E y A.

 

Dato interesante:

El cuerno es un pan tradicional elaborado con pasta de hojaldre que le da una consistencia suave y
crujiente. Al elaborar la pasta de hojaldre, el principal punto que debe cuidarse es el amasado y
los periodos de reposo de la masa, ya que determinan la formación y desdoblamiento de las capas
durante el horneado.

 

Recomendaciones:

Procure no agregar mayor cantidad de harina para evitar que los cuernos queden duros. Debe cuidar
que al ejercer presión sobre la masa, no se salga la mantequilla y así quede el pan suave.

 

Ingredientes alternativos:

Los cuernos se pueden rellenar de mermelada de fresa, piña o chabacano; esto se adiciona la momento
de darle forma de cuerno.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados