Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Instantáneos Papa deshidratada

 

Papa deshidratada

Rendimiento: 400 g.

Tiempo de preparación: 1 hora.

Ahorro: 45% sobre productos similares.

 

Ingredientes:

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. Corte las papas en cuatro, retíreles la cáscara y lícuelas añadiendo poco a poco la media taza de agua hasta formar un puré.
  2. Con ayuda de la palita, vacíe el puré al recipiente de vidrio y ponga la sartén a fuego bajo.
  3. Una vez que la sartén esté caliente, añada una cucharada de puré y extiéndalo para formar una tortilla muy delgada, como oblea (esto permitirá que se deshidrate más rápido).
  4. Cubra la charola con las servilletas de papel.
  5. Cuando la tortilla se vea seca y antes de que tome un color dorado, volteela para que se seque por el otro lado; retírela de la sartén y colóquela sobre la charola.
  6. Repita los pasos 3 y 4 hasta terminar con todo el puré.
  7. Cuando acabe de formar las tortillas, trócelas y colóquelas en el vaso de la licuadora limpio y bien seco. Licue hasta que se formen pequeñas hojuelas.

Envasado, conservación y caducidad:

Vacíe la papa deshidratada en la bolsa de celofán o el bote, y cierre perfectamente para evitar que absorba humedad. Colóquele una etiqueta con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad.
Conserve las hojuelas en un lugar fresco y seco, de esta manera se mantendrán en óptimas condiciones de consumo hasta por un año.

 

Aporte nutrimental:

La papa es una rica fuente de energía, porque se compone en su mayoría de almidón, un hidrato de carbono que se digiere con facilidad cuando el alimento que lo contiene se somete a cocción. Debido a que la papa posee un alto contenido calórico, es recomendable no consumirla en exceso.

 

Recomendaciones:

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados