Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Conserva de frutas y verduras Mole poblano

 

Mole poblano

Rendimiento: 750 g.

Tiempo de preparación: 1 1/2 horas.

 

Ingredientes:

 

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. El aceite se calienta a fuego bajo en la sartén.
  2. Ahí se doran poco a poco y de manera uniforme los chiles, moviéndolos con la cuchara de madera.
  3. Se sacan y se reservan. Sin retirar la sartén del fuego se fríen por separado las nueces, las almendras, los cacahuates, el ajo y la cebolla; conforme se frían, se van colocando en el recipiente.
  4. Los ingredientes anteriores se muelen en la licuadora, añadiéndoles el ajonjolí, pasas, pan tostado, chocolate, canela, pimienta, tortilla y anís, hasta formar una pasta homogénea.
  5. Se agrega sal al gusto.

 

Envasado, conservación y caducidad

Se vacía el mole a la bolsa o envase de vidrio, anudándola perfectamente y cuidando que no quede aire en el interior; si lo desea puede separar porciones pequeñas en bolsas, de acuerdo con la cantidad que vaya a ocupar. Se le coloca una etiqueta al envase con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad. El mole se conserva en un lugar seco y fresco; una vez abierto debe mantenerlo en refrigeración.

El producto elaborado mediante esta tecnología tiene una duración de seis meses a partir de la fecha de elaboración.

 

Recomendaciones

Es importante que la cantidad de mole que vaya a preparar la disuelva previamente en un poco de consomé de pollo o en agua, de manera que quede una salsa espesa; deje hervir unos minutos a fuego bajo para sazonar.

En otra cacerola ponga un poco de aceite a calentar a fuego medio, y ahí fría el mole, agregándole previamente un poco de caldo; se deja hervir.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados