Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Conserva de frutas y verduras Jalea de tejocote

 

Jalea de tejocote

(Rendimiento: 1 kg)

Tiempo de preparación: 1 hora.

 

Ingredientes:

* Se consiguen en tiendas de materias primas para alimentos.

 

Utensilios:

 

Procedimiento:

  1. Se lavan muy bien los tejocotes y con la ayuda de un cuchillo se parten por la mitad para deshuesarlos, sin retirar la cáscara se van colocando en el vaso de la licuadora.
  2. La fruta se licúa con 3 tazas de agua, la mezcla se vacía a la cacerola, haciéndola pasar por el colador.
  3. Aparte, en el recipiente de un litro se hidrata la grenetina en la taza de agua restante, moviendo con la ayuda de la cuchara sopera, reservando para su uso posterior.
  4. La cacerola se pone a fuego medio y se mueve constantemente con ayuda de la pala de madera, hasta que hierva.
  5. Cuando tome un color amarillo claro y sin dejar de mover se agrega poco a poco el azúcar hasta disolverla.
  6. Enseguida se añade la grenetina ya hidratada y se mueve hasta disolverla perfectamente, ya disuelta se agrega el limón hasta integrarlo muy bien con los demás ingredientes.
  7. Por último se añade la pizca de color café-amarillo, se integra y se retira del fuego.

 

Envasado y conservación:

El frasco, que se ha puesto a esterilizar, se saca con ayuda de unas pinzas aún cuando esté
caliente, se coloca sobre un paño seco, se escurre, y en él se vacía la jalea de tejocote, aún caliente, dejando un espacio de 1 centímetro entre el producto y la tapa, se cierra y se deja enfriar a temperatura ambiente. Se coloca la etiqueta en el frasco, con el nombre del producto, fecha de elaboración y de caducidad. Se conserva en un lugar fresco, que puede ser en la alacena y después de 12 horas está listo para su consumo. Después de abierto el frasco es recomendable conservarlo en refrigeración.

 

Caducidad:

El producto elaborado mediante esta tecnología tiene una caducidad hasta de 6 meses, una vez abierto el frasco, es mejor consumirse antes de un mes conservándolo en refrigeración.

 

Aporte nutrimental:

La jalea proporciona energía, pues su principal nutrimento son los carbohidratos (azúcar), además de que el tejocote proporciona calcio, hierro, vitaminas del complejo B y vitamina C. Estas vitaminas y minerales ayudan a la absorción de proteínas y a fortalecer las defensas del organismo humano.

 

Dato interesante:

La pectina, es un polisacárido que se encuentra en la cáscara de algunas frutas y es la encargada de dar firmeza a la jalea, así como en mermeladas y ates, su concentración varía con el grado de madurez de la fruta, entre más maduras, menor contenido de pectina.

Las frutas que tienen un alto contenido de pectina son principalmente la ciruela, grosella y uva, seguidas por las manzanas, limones, limas y membrillos. Las frutas que tienen bajo contenido de pectina son las cerezas, higos, melocotones, peras y piñas.

 

Beneficio:

Al elaborar el producto en el hogar se asegura la calidad e higiene del mismo, así como el sabor y características del agrado de la familia. Se obtiene un ahorro del 50% en comparación con un producto comercial.

 

Recomendaciones:

El tejocote puede sustituirse por otras frutas, según la temporada, por ejemplo la ciruela, grosella o manzana.

Si se desea menor firmeza en la jalea, disminuya el tiempo de cocción o bien si queda muy dura, vuelva a calentar la mezcla y agregue un poco de agua hasta obtener la consistencia deseada.

 

Ingredientes alternativos:

La grenetina puede sustituirse por 1 cucharada sopera de pectina, la cual se mezcla con el azúcar.
Este aditivo puede adquirirse en farmacias grandes, droguerías o tiendas grandes de materias primas.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados