Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Conserva de frutas y verduras Condimentos deshidratados

 

Condimentos deshidratados

(Rendimiento: 30 grs. de cada condimento)

Tiempo de preparación: 5 días

Ingredientes:

 

Utensilios:

 

Armado del deshidratador:

Primero se forma un marco con los tramos de madera: Se toma uno de ellos y marca un punto a 4 cm del
extremo, hacia lo largo. Se traza una línea recta que pase por el punto a todo lo ancho del
travesaño. Se traza otra línea diagonal uniendo una esquina del tramo con el extremo de la línea
trazada (formando un ángulo de 45º) y por último se corta con el serrucho sobre la línea diagonal.
Se realiza el mismo procedimiento para el otro extremo y asimismo para los 3 tramos restantes,
comprobando su correcto empalme.

Se unen con el pegamento los tramos de madera, aplicando presión y colocando el marco acostado sobre
el piso (a fin de que quede perfectamente alineado). Cuando el pegamento haya secado, se refuerza
cada unión con un clavo.

Por último,coloque la tela de mosquitero encima del marco, fijándola con una tachuela cada 10cm, de
manera que quede bien fija .

 

Procedimiento:

  1. Se lava perfectamente al chorro del agua el cilantro y el epazote y se dejan escurrir en una
    coladera hasta eliminar la mayor cantidad posible de agua ( 10 minutos). Los ajos y
    las cebollas solamente pélelos y rebánelos (lo cual facilitara su secado).
  2. Se monta el deshidratador colocando los cubos de madera por debajo del marco (coloque uno en cada
    uno de los extremos). Se recomienda colocar el deshidratador en el patio, o donde le dé directamente
    el sol.
  3. Se colocan las ramas de epazote y cilantro de manera que queden separadas entre sí aproximadamente
    0.5 cm. También se colocan el ajo y la cebolla rebanados.
  4. Los condimentos se dejan por aproximadamente 5 días en el deshidratador; guardándolo al momento que
    comience a atardecer o llueva.
  5. Transcurrido este tiempo, revise los condimentos y si aún se ven partes frescas, hay que dejarlos en
    el deshidratador 1 o 2 días más, o hasta que estén completamente secos.
  6. Por último, se licúa hasta obtener un polvo, de preferencia semejante a una harina. Otra forma de
    hacerlo es con un molcajete. Se hace lo mismo para los demás deshidratados, cada uno por separado.

 

Envasado y conservación:

Coloque cada deshidratado en un frasco, por separado. Cada uno debe estar previamente etiquetado con
el nombre del producto y fecha de elaboración del mismo. Se recomienda mantener el producto en un
lugar fresco y seco, cuidando que el frasco esté perfectamente tapado.

 

Caducidad:

La vida del producto en conserva es de aproximadamente de un año. Se recomienda tapar el frasco
inmediatamente después de que use el condimento, debido a que puede absorber humedad y esto puede
ocasionar que el tiempo de caducidad disminuya.

Si observa que hay crecimiento de hongos , es decir, que la superficie se vea blanca, verde o
algodonosa, no debe consumir estos condimentos.

 

Aportes nutrimentales:

El ajo, epazote, cebolla y cilantro son verduras que contienen carbohidratos, proteínas y en menor
cantidad grasas; además de ser fuente de vitaminas y minerales. El cilantro, epazote y cebolla son
ricos en calcio y vitaminas del complejo B. En el ajo, la vitamina que predomina es la riboflavina.
Debido a que estos condimentos se consumen en pequeñas cantidades, su aporte nutrimental a la dieta
diaria es mínima y su importancia es principalmente como sazonador en la preparación de platillos.

 

Dato interesante:

Además de impartir un excelente sazón a los alimentos, los condimentos deshidratados tienen un olor
más intenso que la verdura fresca. Esto se debe a la pérdida de agua del producto, lo que provoca
que el olor esté más concentrado.

El aroma característico del ajo y la cebolla se genera una vez que el bulbo ha sido golpeado,
triturado o cortado.

 

Beneficios:

Con la elaboración de este tipo de productos en el hogar, se obtiene un deshidratado de calidad a un
precio inferior al de venta en el mercado.

Los productos deshidratados duran mucho tiempo en óptimas condiciones, de esta manera se pueden
tener siempre disponibles sin importar que sea o no temporada de producción. Además, si deshidrata
un condimento cuando esté en temporada, se evitará un gasto mayor a futuro.

 

Sugerencias:

Para acelerar el proceso de secado, puede envolver el deshidratador en una bolsa de plástico grande,
con hoyitos a los lados ( unos 6, tan grandes como los haría un lápiz), colocando unos vasos en cada
uno de los extremos, a manera de postes, para evitar que quede en contacto con los productos a
deshidratar.

También se acelera el secado picando finamente el producto.

Para no poner en contacto directo los condimentos con la malla, puede colocar una servilleta y sobre
ella los condimentos.

Puede mezclar la cebolla y ajo deshidratados con sal.

Puede usar su deshidratador para secar cualquier condimento como hojas de laurel, orégano, tomillo,
mejorana, hojas de hierbabuena, menta.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados