Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Conserva de frutas y verduras Como envasar alimentos preparados

 

Cómo envasar alimentos preparados

(Frijoles charros en conserva)

(Rendimiento: 1 kilo)

Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes:

 

Utensilios:

 

Procedimiento y envasado:

  1. En la cacerola, caliente el aceite a media flama, después agregue la cebolla y cuando esté
    transparente sancoche el tocino y el jamón.
  2. Después añada el jitomate con el epazote y el chile, deje hervir por tres minutos y enseguida añada
    los frijoles y el chicharrón, deje sazonar por cinco minutos.
  3. Vacíe los frijoles al frasco previamente esterilizado y proceda a esterilizar el producto.

 

Envasado:

Para esterilizar frascos:

Estos deben ser de boca ancha y con tapa de cierre hermético, es decir, que por dentro tengan un
sello de goma, lávelos muy bien con agua y jabón, procurando que no queden residuos de grasa,
pegamento o etiquetas, si las tapas tienen sello de cartón retírelo.

En una olla grande coloque una parrilla en el fondo, para que los frascos no puedan reventarse al
tocar el fondo, sobre esta coloque las tapaderas y los frascos boca abajo, agregando agua hasta
cubrirlos, tape la olla y ponga a fuego alto, en cuanto empiece a hervir baje la flama, de tal
manera que aún esté hirviendo, deje veinte minutos, después retire la olla del fuego deje enfriar
sin destapar.

Al envasar cubra su boca con un trapo limpio, tenga listo otro sobre la mesa, limpio y bien seco,
también una agarradera para no quemarse y un cuchillo largo o cuchara larga; cuando la olla esté
fría, ayudándose con el cuchillo o cuchara, con mucho cuidado saque los frascos, pues si se tocan
con las manos se contaminarán. Póngalos boca abajo sobre el trapo limpio y seco, a un lado coloque
las tapaderas y téngalos listos para vaciar el alimento muy caliente.

No seque los frascos al sacarlos ya que pueden contaminarse nuevamente.

 

Para esterilizar alimentos:

La esterilización de alimentos, es un procedimiento en el que se aplica calor suficiente y por largo
tiempo para destruir microorganismos (hongos y bacterias) éstos pueden causar enfermedades, es por
ello que al preparar alimentos se debe tener mucha higiene, así lo que comamos será seguro y
confiable. Algunos alimentos se conservan envasándolos y a su vez esterilizándolos, es el caso
típico de las conservas, ya sean dulces como las mermeladas, almíbares y jaleas o saladas como los
escabeches, salmueras, guisados preparados u otros.

Para esterilizar se necesitarán frascos con tapa de sello (goma), los trastes a usar deben estar
limpios, al igual que el lugar donde se está elaborando el alimento y el agua debe estar ya hervida
o clorada.

El alimento que se ha preparado se vacía, aún caliente, al frasco ya esterilizado para asegurar que
no se contamine.

Se debe dejar un espacio mínimo de un centímetro entre el contenido y la boca del frasco. Después,
se coloque la tapadera sin apretar y métalo a la olla cuando el agua esté caliente.

La olla debe tener en el fondo, una parrilla o una manta de cielo (doblada en dos partes) para
evitar que los frascos toquen el fondo y se lleguen a reventar, después añada agua hasta el nivel
del alimento en el frasco.

Cuando el agua empieza a hervir, se baja la flama de manera que siga hirviendo y se cuenta el tiempo
de esterilización.

Para el tiempo de esterilización, los frascos con capacidad menor a 500 ml se dejan hervir
de 20 a 30 minutos y los de 750 ml a un litro por 45 minutos, contando el tiempo a partir de que
comience a burbujear.

Transcurrido el tiempo de esterilización se saca el producto con mucho cuidado, puede ayudarse de un
trapo seco para evitar quemaduras, póngalo sobre un trapo limpio y bien seco, cierre bien la tapa
del frasco y déjelo enfriar a temperatura ambiente en un lugar seguro.

El frasco debe etiquetarse con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad.

 

Conservación:

Ya envasado un alimento debe guardarse en un lugar fresco y seco, de preferencia un lugar donde no
le dé luz directa.

Una vez abierto el frasco, el alimento se debe consumir como máximo en los siguientes diez días.
La caducidad o duración del producto, quiere decir, el tiempo en el que el alimento está en
condiciones buenas para consumirse con seguridad.

 

Caducidad:

Los frijoles envasados mediante esta técnica conservan sus características hasta por 8 meses.

 

Aporte nutrimental:

El frijol es una rica fuente de proteínas y carbohidratos, minerales como el calcio que nos ayuda en
el fortalecimiento de los huesos, magnesio y potasio que controla la actividad de las células y de
los nervios, así como ácido fólico.

 

Beneficio:

Conserve por mayor tiempo, con esta técnica los guisados que acostumbra preparar con el sazón
familiar y asegure la calidad e higiene, aproveche sus recursos al máximo evitando el desperdicio.

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados