Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Congelación Congelación de verduras

 

Congelación de verduras

(Rendimiento: ½ Kg)

Tiempo de preparación: 30 minutos.

Ingredientes:

 

Utensilios:

 

Preparación:

  1. En el recipiente de plástico de dos litros se agregan 1 ½ litros de agua limpia, aproximadamente, en ésta, se sumerge la verdura; para el caso de los elotes se les retira hojas y pelo que puedan tener, los chícharos se pelan y las verduras de hoja se separan, las papas y las zanahorias se pelan o se dejan con cáscara cuando no está muy sucia.
  2. En el caso de la verdura con consistencia dura se talla con la ayuda de escobeta o estropajo; para el caso de las de hoja, de textura más delicada, al sumergirlas se desdoblan bien con los dedos para retirar la tierra que puedan tener entre los pliegues, se cambia el agua dos o tres veces para que quede bien limpia.
  3. Las verduras se sacan y se escurren con la ayuda del colador. Con la ayuda de la tabla y el cuchillo, se pica o rebana la verdura dependiendo del uso que se le vaya a dar posteriormente.
  4. Aparte, en el otro recipiente se añaden las 8 tazas de agua con 2 gotas de cloro, 30 segundos después se sumerge la verdura y se deja por 20 minutos para que se desinfecte.
  5. Pasado éste tiempo, se escurre la verdura nuevamente y se coloca sobre uno de los paños para retirar el agua en exceso, cinco minutos aproximadamente.
  6. Aparte, en la cacerola de peltre se añaden 1 ½ litros de agua hervida o clorada. y se pone a fuego alto bien tapada, una vez que empiece a hervir el agua se añade la verdura, se tapa y a partir de que comience a hervir nuevamente se cuenta el tiempo de escalde, señalado en el cuadro.
  7. Una vez transcurrido el tiempo de escalde, se saca verdura con ayuda de la cuchara y se vacía al colador, se escurre y se vacía al recipiente con agua helada (15 segundos aprox.), para provocar un choque térmico.
  8. La verdura se saca del agua y se coloca en el paño restante para retirar el agua en exceso.

 

Envasado y conservación:

Una vez escurrida la verdura se separa en 4 partes iguales y se va colocando en las bolsas cerrando herméticamente, esto es, sacando el aire que pudiera haber dentro y anudando perfectamente. Se colocan las etiquetas a cada una de las bolsas, con el nombre del producto, fecha de elaboración y fecha de caducidad para evitar desperdicios, por último se conservan en congelación hasta el momento de su uso, colocando las bolsas de forma horizontal.

 

Caducidad:

La verdura congelada mediante esta tecnología tiene una caducidad variable, dependiendo de la verdura que se trate como se menciona en el cuadro. Una vez descongelada la verdura no es recomendable volverla a congelar.

 

Recomendaciones:

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados