Tú estás aquí Inicio Colecciones Consumidor Tecnologías domésticas Congelación Helados

 

Helados (Sabor vainilla)

(Rendimiento: 600 ml)

Tiempo de preparación: 7 horas.

Ingredientes:

 

Utensilios:

Preparación:

  1. Se añade la mitad de la leche evaporada, con los huevos y el azúcar en el tazón, se coloca a baño María en la cacerola de 3 litros a fuego medio para que el agua del baño no hierva; batiendo constantemente con ayuda del batidor de globo durante 10 minutos o hasta que espese.
  2. Se vacía al recipiente extendido y se agrega la vainilla batiendo hasta que se incorpore, se tapa y se deja enfriar a temperatura ambiente, se refrigera por 15 minutos o hasta que se enfríe totalmente, al igual se refrigera el resto de la leche evaporada.
  3. Mientras, se baten en uno de los recipientes de plástico, las claras de huevo a punto de turrón con el batidor.
  4. Aparte en el otro recipiente de plástico se bate también, con ayuda del batidor de globo, la leche refrigerada hasta que esponje.
  5. Se saca la mezcla del refrigerador y se añade a las claras batidas, así como la leche que se esponjó.
  6. Se regresa al molde o recipiente extendido, se tapa con papel aluminio y se introduce en el congelador.
  7. Una hora después se saca del congelador y se licúa durante un minuto, se vacía al molde y se mete nuevamente al congelador aproximadamente durante 5 horas.
  8. 20 minutos antes de su consumo se pasa al refrigerador para que se suavice.

 

Envasado y conservación:

Se envasa en el mismo recipiente donde se congeló y se tapa, ya sea con papel aluminio o con la tapa del mismo recipiente (del mismo material), conservándose en el congelador hasta su consumo. Se coloca la etiqueta anotando la fecha de elaboración y la fecha de caducidad.

 

Caducidad:

El helado elaborado mediante esta tecnología doméstica tiene una caducidad de tres semanas en congelación.

 

Aporte nutrimental:

El helado nos proporciona energía ya que contiene carbohidratos que se encuentran en el azúcar y la leche, necesaria para llevar a cabo las actividades diarias, así mismo contiene proteínas que son indispensables para el desarrollo del tejido muscular, presentes en las yemas del huevo y la leche.

 

Dato interesante:

El helado, tal como lo conocemos, es resultado de una larga evolución. Se atribuye a Nerón el haberlo inventado al endulzar la nieve de las montañas con miel y añadirle jugos de frutas.

En 1777, ya se vendían en Estados Unidos, helados hechos con crema y leche; en 1851 se comenzaron a fabricar en gran escala en Baltimore, difundiéndose así su consumo por todo el mundo. (La Química y la Cocina, 1995.)

Se define como helado de crema o de leche los obtenidos a partir de grasa animal y se consideran como imitaciones de los helados de crema y de los de leche, los productos elaborados de manera similar en los cuales se sustituye la grasa butírica (animal) con margarinas, grasas vegetales o crema vegetal y se denominarán "Helados de crema vegetal" o "Helados de grasa vegetal". (Legislación Sanitaria, 1997).

 

Beneficio:

Al elaborar el helado de vainilla, mediante ésta tecnología doméstica usted obtendrá un ahorro del 38% en relación con el helado comercial, además de ser un producto libre de aditivos y conservadores, que lo hacen más natural. Además se asegura la higiene al elaborarlo y calidad de la materia prima, y variar el sabor al gusto familiar.

 

Recomendaciones:

 

Ingredientes alternativos:

La información presentada en esta página fue obtenida con la autorización de la PROFECO de su portal www.profeco.gob.mx. Derechos reservados